El viejo amigo

Se sentó a su lado con la lentitud que lo caracteriza. José lo conocía desde hace tiempo y sabía que no era tan rápido como alguna gente cree. José tenía mucho que decirle, pero prefirió que su amigo hablase primero. 

—Al fin, ¿verdad? —dijo el acompañante luego de un silencio que pareció una eternidad.

seguir leyendo

Sofocación

busvol

El bus que me lleva a la oficina me sofoca. Me sofoca su público, gente con ropa que huele a sudor. Me sofoca la mujer que está sentada a mi lado, lleva una chaqueta que sin duda alguna se ha secado en el interior de su casa, al lado del radiador y sin aire fresco que la ventile.

Me sofoca la gente que sube al bus al mismo tiempo que tira sus puchos de cigarros a la calle. No se dan cuenta del olor. El hombre sentado frente a mi es uno de ellos. Tiene un olor raro y feo, es la mezcla de algún perfume barato y del cigarro que acaba de botar. Y se hace feo también ante mis ojos. Es desagradable e indeseable.

Seguir leyendo “Sofocación”