Tag Archives: frenillos

En busca de la posición correcta. Dia 1

28 Sep

No se trata de vanidad. Debo descartar ello desde el principio.
Noté que uno de mis dientes de la parte baja se estaba saliendo de lugar. Al principio fue solo una sospecha. Luego una cruda realidad. Consulté por aquí y por allá la posible causa, pero nada me aseguraba que mis muelas del juicio sean las culpables de ello. Así que desistí de la idea de extraerlos.

Desde entonces la idea de colocarme frenos (brackets) se apoderó de mi. Busqué toda la información posible, quería tener todas las alternativas al alcance. Consultas a mi dentista y luego al ortodontista. Debo decir que me cobran hasta por poner mis pies en el consultorio, pero ese es otro tema.

Finalmente, luego de algunos meses de busqueda, indecisión, inseguridad, cólera por las cuentas decidí que hoy era el día. Y así fue. Hoy me pusieron los brackets.

Son 10 en total, 6 en la parte delantera es decir en los dientes y cuatro (dos a cada lado) en las muelas. Los 6 primeros son transparentes y los otros 4 de metal.

No estuve realmente nerviosa hasta que me pidieron sentarme en la silla especial y me inclinaron hacia atrás. A mi izquierda 2 pacientes más. Una niña y un muchacho de 20 años más o menos. A mi derecha una mujer tal vez más joven que yo.

Me hicieron esperar 5 minutos, que yo consumí mirando cómo mi uña del dedo anular se había roto. Cuando la técnica llegó a mi lado me saludó con una enorme sonrisa que naturalmente dejaba ver lo perfecto y alineado de sus dientes. Ok. Pensé aquí estoy sentadita así que no hay marcha atrás.

No dolerá, me dijo. Durante todo el proceso mi dedo indice de mi mano derecha no dejo de hacer tic tic. Lo siento, creo que mi dedo está nervioso le dije. Hasta que finalmente ella dijo: listo.

No he sentido nada más que la sensación de raspado por dentro. Sí, esas cositas de metal me raspan la piel del labio inferior y me molesta. Hace una hora que el efecto de la anestesia ha practicamente desaparecido y los dientes me duelen. Sí me duelen, me aprietan y me fastidian. Me los quiero quitar. Los detestos. Es más no los soporto. Siento como si tuviera algo entre mis dientes.

No sé si podré vivir con ellos los próximos ocho meses porque además me ponen de mal humor y eso que no llevo ni 24 horas de tenerlos en mis dientes, en mi boca.

Anuncios