Bailaron juntas en el salón de su casa por tantos años y por tantas razones: el amor que las unió a pesar del miedo, el apoyo de la familia y de los amigos, la lucha en las calles por la igualdad, la ley que les dio seguridad y la ilusión del matrimonio en el otoño en sus vidas. Bailaron cada cumpleaños y cada aniversario. Hace poco el tocadiscos se malogró y el baile se detuvo. Hoy Mariana siente frío en medio del salón, y por última vez baila, sin música pero con ella en el corazón.

Microrrelato inspirado en el video de la canción drowning away again de @_adrianbello

Autora: Karina Miñano Peña

(©2020. Karina Miñano Peña)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s